OK, una palabra con origen humorístico que se hizo popular gracias a la política.

OK, una palabra con origen humorístico que se hizo popular gracias a la política.
   0 Publicado por Nuri el 29/01/2019

OK es una palabra inglesa que se ha incorporado al lenguaje cotidiano de muchos otros idiomas y que se utiliza en situaciones diversas. Podemos traducirlo como: vale, está bien, , perfecto, aceptable, de acuerdo..., dependiendo del contexto en el que se utilice. Esta palabra es mundialmente conocida, no hace falta saber inglés para saber qué significa, la prueba está en que se utiliza no solo en nuestras conversaciones sino también en aparatos electrónicos como móviles, cámaras...

Sobre su origen existen diferentes teorías, por ejemplo, que proviene de los choctaw, una tribu amerindia que vivía al sur de los Estados Unidos los cuales usaban la palabra okeh (se pronuncia oki) para decir que todo estaba bien. Incluso el cantante americano de música folk Pete Seeger compuso una canción que contiene la frase “Choctaw gave us the word ok”(Los Choctaw nos dieron la palabra ok).

Otra teoría explica que la palabra nació durante la guerra de Secesión que tuvo lugar en Estados Unidos entre 1861 y 1865. Según parece, era costumbre que cuando los soldados volvían al campamento por la noche después de haber estado en el campo de batalla, tenían que anotar en una pizarra el número de bajas. Cuando en la pizarra se anotaba o killed (cero muertos) era motivo de alegría ya que significaba que todo había ido bien, que es lo que quiere decir la palabra OK hoy en día.

Esas teorías no dejan de ser conjeturas, pero el lingüista y profesor de la Universidad de Columbia Allen Walker Read investigó durante años buscando en archivos, hemerotecas y textos antiguos hasta que encontró el texto más antiguo donde aparecía la palabra OK. Fue en el periódico Boston Morning Post, en un artículo, en la edición del 23 de marzo de 1839.

El autor de este artículo fue Charles Gordon Greene, editor y fundador del Boston Morning Post. Al parecer, a Greene le gustaba inventarse palabras formadas por las iniciales de dos o más palabras con la intención de hacer broma o burla. Además, las iniciales no seguían la ortografía, cosa que él hacía a propósito. Así, OK serían las iniciales de oll Korrect, pero la expresión correcta sería all correct; otros ejemplos serían: KY (know yuse) cuando la expresión correcta es no use, OW (oll wright) que sería all right o KC (knuff ced) que sería enough said.

No todas estas expresiones prosperaron, de hecho solo OK se sigue utilizando hoy en día, así que ¿qué pasó para que OK se hiciera popular? Pues es ahí donde entra la política, ya que en 1840 Martin Van Buren, que era presidente de los Estados Unidos, se enfrentaba a unas nuevas elecciones para ser reelegido. En su campaña electoral utilizó el slogan “OK is OK”, siendo el primer OK las iniciales del lugar donde nació (Old Kinderhook), que además era el apodo por el cual era conocido. El slogan quería mostrar que Van Buren era la opción correcta a elegir como presidente. Por desgracia para él, la campaña no hizo que se convirtiera otra vez en el presidente de Estados Unidos, pero popularizó el uso de la palabra OK.

Otro acontecimiento ayudó a afianzar el uso de OK, y fue la invención del telégrafo. Este aparato enviaba mensajes en código Morse, es decir combinando puntos y rayas para formar las letras del abecedario. Así pues, las letras OK eran fáciles de transmitir por telégrafo y, además, era poco probable que se confundieran con cualquier otra palabra. Al final, OK se utilizó para saber que un mensaje se había recibido, es más, en un manual telegráfico se especifica que ningún mensaje se consideraba transmitido hasta que la oficina a la que se le enviaba el mensaje no daba el OK.

A partir de estos dos acontecimientos, la palabra OK se popularizó apareciendo en campañas publicitarias y formando parte del vocabulario habitual de la gente, y así hasta nuestros días.

Compártelo en un clic

Añadir comentario