Aprender inglés por Internet

Aprender inglés por Internet
   1 Publicado por Nuri el 24/02/2020

Hay diferentes motivos por los cuales decidimos aprender inglés. Unos lo necesitarán para sus estudios, otros para obtener un trabajo o mejorar su puesto actual, es decir optar a  un ascenso, etcétera.

Quizá queramos viajar por lugares donde saber inglés sea posiblemente la única manera que tengamos para comunicarnos mínimamente para cosas prácticas como pedir información, comprar un billete de tren o pedir un café.

Así que, cuando ya nos hemos mentalizado que queremos aprender inglés, debemos ponernos manos a la obra y buscar la mejor manera para alcanzar nuestro objetivo. ¿Academia de inglés o curso online?

Las academias son la opción más extendida por ser un método tradicional que ha sido utilizado a lo lago de los años por la mayoría de la gente. Ofrecen clases con un número limitado de alumnos para favorecer el aprendizaje; la mayoría tienen profesores nativos, con lo cual se escucha el idioma de primera mano. Un profesor te puede explicar las estructuras gramaticales, los matices del vocabulario y te corrige cuando cometes errores. Generalmente se practica haciendo ejercicios escritos, comprensiones lectoras y auditivas y también se practica la parte hablada. Es decir, en una academia se tocan todos los aspectos del aprendizaje de un idioma.

Hoy en día, y gracias a las nuevas tecnologías, tenemos una gran variedad de cursos online que ofrecen muchas ventajas a la hora de aprender inglés. Ahora bien, ¿se puede realmente aprender inglés por Internet?

La respuesta es que sí se puede, pero al igual que ocurre acudiendo a una academia, probablemente habrá que complementarlo con todas aquellas actividades externas que nos puedan ayudar, como por ejemplo: leer libros, ver películas o series en inglés, pasar un tiempo en algún país de habla inglesa, cantar canciones en inglés…

Dicho esto, es verdad que hacer un curso por internet tiene sus ventajas. Veamos algunas:

1. Comodidad.
Es indiscutible que un curso online permite aprender inglés desde cualquier lugar en el que puedas contar con un ordenador o portátil, lo cual representa una gran comodidad al no tener que desplazarse a un centro de enseñanza físico. Además, el poder realizar el curso en la intimidad de nuestra casa nos permite practicar sin la presión de que los demás nos están escuchando, con lo cual nos sentimos más desinhibidos y más predispuestos a expresarnos de manera oral.

2. Flexibilidad.
Internet nos permite elegir cuándo y cuánto tiempo queremos dedicarnos a estudiar. Hoy en día no solemos ir sobrados de tiempo, al contrario, el día debería tener unas cuantas horas más. Así pues, es de vital importancia que aprovechemos aquellos momentos que tenemos dentro de nuestra ajetreada agenda, y establecer nuestro propio horario. Otra ventaja de estudiar online es que podemos aprovechar aquellos ratos muertos que tenemos por ejemplo, cuando vamos en autobús, o cuando estamos en la sala de espera del dentista, cuando vamos en coche…

3. Control del ritmo.
Cuando acudimos a una escuela de idiomas, hay una temática que hay que hacer dentro del tiempo que limita el curso. Sabemos que no todos los alumnos aprenden al mismo ritmo, y que aunque el profesor hace lo que puede, al final siempre hay alguien que se queda rezagado. Un curso online ofrece la posibilidad de que el alumno pueda dedicar todo el tiempo que  necesite para asimilar bien lo estudiado.

4. Repetición.
Es evidente que cuando aprendemos algo nuevo, lo recordamos mientras lo tenemos reciente en nuestra mente, ahora bien, al cabo de unos días, si no lo volvemos a repasar o no lo utilizamos, tendemos a olvidarlo. Lo bueno de usar Internet es que podemos hacer los mismos ejercicios tantas veces como queramos, ya sea en el mismo momento de estudiar un tema concreto o más adelante, precisamente para consolidar lo aprendido.

5. Feedback inmediato.
Al realizar un ejercicio es muy importante saber si lo hemos hecho correctamente, pero aún más importante es que si hemos cometido un error, podamos ver la solución al momento y comparar nuestra frase o palabra con la correcta. Eso nos da la oportunidad de localizar el error, entender por qué lo hemos cometido y finalmente corregirlo.

Se puede aprender un idioma yendo a una academia y también por Internet, aunque evidentemente no es suficiente. Debemos aprovechar todos los recursos a nuestro alcance si queremos conseguir nuestro objetivo.

Hay que ser conscientes de que habrá que ser cuidadosos a la hora de escoger un curso online, ya que no todos ofrecen un programa completo donde se recojan todos los aspectos del aprendizaje de un idioma. Os recomendamos que entréis en Lewolang.

Hay otras muchas cosas complementarias que podemos hacer para tener un máximo de inmersión en el inglés. Hay libros de lectura, películas o series en inglés, blogs, vídeos en youtube, podcasts, aplicaciones de móvil… También existen profesores o personas nativas con las que se puede contactar y mantener conversaciones online.

Sea cual sea el método o métodos que utilicemos para conseguir hablar inglés de una vez por todas, no debemos olvidar que nos hará falta una gran motivación y grandes dosis de paciencia. Un idioma no se aprende milagrosamente ni en un corto período de tiempo, hay que dedicarle horas. Eso sí, cuantas más actividades en inglés podamos incluir a nuestra vida diaria, antes obtendremos resultados.

Compártelo en un clic

1 comentario


Elisenda
dice:
Un post muy muy interesante 3 months ago Responder

Añadir comentario