Aprender inglés con canciones

Ventajas y Desventajas

Aprender inglés con canciones
   1 Publicado por Nuri el 07/10/2020

Es evidente que para aprender cualquier idioma, cuantos más recursos utilicemos y más tiempo estemos inmersos en el idioma más rápido aprenderemos.

Todo aquello que nos sea útil para adquirir el idioma es bienvenido, y no hay que descartar nada, sino más bien incorporar todas aquellas herramientas que nos ayuden a aprender.

Hay muchos recursos a nuestro alcance: academias de idiomas presenciales o bien online, conversaciones con nativos; libros, revistas, periódicos; videos en youtube, podcasts...

Otra de las cosas que podemos incorporar a nuestra estrategia de aprendizaje es la de utilizar canciones en inglés. Todos escuchamos música cuyos intérpretes son de habla inglesa y somos capaces de aprendernos la letra y cantarla con una pronunciación más que aceptable aunque no sepamos qué dice la canción.

¿Por qué no aprovechar más este recurso intentando ver qué vocabulario se utiliza y cómo se estructuran las frases?

Aprender inglés cantando tiene muchas ventajas, aunque también algún inconveniente. Veamos cuales.

Ventajas de aprender inglés con canciones

1. Pronunciación
Una de las principales ventajas de aprender inglés con canciones es que nos ayuda muchísimo a mejorar nuestra pronunciación. Cuando cantamos, imitamos lo que dice el cantante y además lo vamos repitiendo una y otra vez, lo cual nos da la oportunidad de entrenar el acento inglés. De esta manera e inconscientemente vamos aprendiendo a pronunciar en inglés correctamente.

2. Vocabulario de la calle
La letra de la mayoría de las canciones que escuchamos contienen un lenguaje coloquial, el que se habla en la calle, y eso nos da una gran oportunidad para aprender palabras y sobre todo expresiones que no acostumbran a estudiarse en una escuela. Ese tipo de vocabulario será el que nos encontremos cuando hablemos con nativos, así que vale la pena mirarnos bien la letra de las canciones y tomar nota de aquellas palabras y expresiones que sean interesantes.

Una canción nos da el contexto necesario para comprender no solo el significado del vocabulario utilizado, sino también cómo se usa. Además, las canciones tratan siempre de un tema en concreto, así que todas las palabras que aprendemos están relacionadas entre sí, lo cual nos da mucha información sobre una misma idea.

3. Estructurar frases
Aunque es cierto que las letras de las canciones no siempre siguen unas reglas gramaticales correctas, en muchos casos las frases están bien estructuradas y por tanto, tenemos buenos ejemplos del uso de los tiempos verbales. Así, mientras cantamos estamos usando la gramática sin darnos cuenta. De hecho estamos aprendiendo inglés hablando, que es como mejor se adquiere un idioma.

4. Fácil de recordar
La parte del cerebro que controla el lenguaje es la misma que controla la música. Así, cuando aprendemos una canción, se activan esas partes y se forman conexiones entre ellas, lo cual favorece el aprendizaje. Además, cuando una canción nos gusta la escuchamos una y otra vez, con lo cual repetimos las mismas palabras y frases hasta la saciedad. Todo ello ayuda a fijar los nuevos conocimientos en nuestro cerebro.

5. Motivación
Está demostrado que no hay aprendizaje efectivo si no existe una gran motivación detrás que nos empuja a hacer todo lo posible para conseguir nuestro objetivo. La música nos motiva por sí sola, porque nos conecta con nuestras emociones y nos hace sentir. No nos representa un esfuerzo, no es una obligación aprendernos la letra de una canción, lo hacemos porque queremos, porque la queremos cantar y porque queremos saber de qué habla.

6. Diversión.
Todos sabemos que cuando nos divertimos realizando una actividad, aprendemos más rápido y mejor. Aprender inglés a través de canciones nos da la oportunidad de hacerlo mientras disfrutamos del proceso. La música nos da un contexto único, porque conecta el ritmo y la melodía de una canción con el contenido de la letra y con las emociones.

Desventajas de aprender inglés con canciones

La verdad es que no hay muchas desventajas. Básicamente los inconvenientes de utilizar las canciones como instrumento para aprender inglés son los del mal uso de la gramática en algunos casos y que hay ciertas palabras o expresiones que si no se usan bien  o en el contexto correspondiente pueden sonar rudas.

Cuando alguien escribe una canción, lo que tiene en cuenta es que las palabras rimen, que tengan una cadencia musical y esto a veces no es compatible con el uso correcto de la gramática. Aun así, se acepta porque con las letras de las canciones uno se puede permitir ciertas incorrecciones en beneficio del resultado final de la canción.

Así mismo, muchas canciones pop o del mundo del rap usan palabras y expresiones que se dan en un ambiente muy informal. Saberlas nos ayudarán a entender la canción pero debemos ser cuidadosos al usarlas, ya que en ciertos ámbitos no serían apropiadas. Lo mejor es buscar en un buen diccionario en el cual se dé la información de si la palabra o expresión es “slang”, es decir, muy informal y que a veces puede ser ofensiva.

Aprender canciones en inglés es una herramienta más que nos puede ayudar a alcanzar nuestro objetivo de hablar inglés de una manera divertida y amena. Así pues, incorporemos la música a nuestra maleta de recursos y aprovechémosla al máximo para que nos ayude a dominar este idioma.

Compártelo en un clic

1 comentario


Ruth
dice:
Compartir experiencias te hace grande. 1 month ago Responder

Añadir comentario