Celebraciones en Colombia por La Batalla de Boyacá.

Celebraciones en Colombia por La Batalla de Boyacá.
   0 Publicado por Nuri el 07/08/2019

Cada 7 de agosto los colombianos celebran el Día de la Batalla de Boyacá, un acontecimiento de gran transcendencia porque representó el fin del dominio de los españoles y fue determinante en la culminación del proceso de independencia de Colombia.

Se ponen banderas en las casas y lugares de trabajo, se realizan actividades lúdicas, culturales y deportivas. Este año, además, se celebra el bicentenario, con lo cual hay programados muchos eventos a lo largo de todo el país.

Un poco de historia.

Corría el año 1810, el imperio español dominaba los territorios que comprendían el Virreinato de la Nueva Granada gobernada por el virrey Antonio José Amar y Borbón. En vista de las revoluciones que estaban teniendo lugar en las colonias americanas, se enviaron unos comisarios con el fin de mantener la autoridad del Rey Fernando VII. Al mismo tiempo, había un malestar entre la población local, ya que los criollos estaban discriminados, no tenían representación y estaban en desigualdad de derechos. Un grupo de notables criollos empezaron a conspirar para crear un Cabildo Abierto. Tenían que propiciar un sentimiento nacionalista entre la población y para ello debían provocar la alteración del orden público.

Para lograrlo hicieron lo siguiente: Había un banquete real por la visita de Antonio Villavicencio, uno de los comisarios enviados por el Rey. Para adornar la mesa irían a buscar un florero en la tienda de un comerciante español llamado Llorente. Si él se negaba a prestarles el florero por ser criollos, ellos empezarían a increparle. Si por el contrario, él se lo prestaba, o se negaba de una manera muy educada, entonces uno de los criollos, José de Caldas, pasaría por delante de la tienda y saludaría a Llorente, cosa no bien vista por los criollos, que tendrían otro motivo para crear altercados. Así lo hicieron, y consiguieron el efecto deseado, el pueblo empezó a rebelarse y con ello se inició un proceso de independencia, lo que se llamaría “el grito de independencia de Santa Fe de Bogotá”, eso tuvo lugar un 20 de julio.

A partir de ahí hubo muchas batallas internas porque no se ponían de acuerdo en cómo organizar la Primera República. Se formaron juntas de gobiernos independentistas, hubo conflictos entre realistas y patriotas, que a su vez se dividían entre federalistas y centralistas; en fin un caos, y mientras todo esto sucedía, llegaron los españoles.

Corría el año 1815, en medio del proceso independentista, El Rey español Fernando VII no quería de ninguna manera llegar a alguna solución para conciliar dicho proceso y quiso reconquistar el territorio por la fuerza, así que para conseguirlo envió una gran flota con el General Pablo Morillo y Juan de Sámano al mando. Consiguieron recuperar Santa Fe de Bogotá y se restauró el virreinato con Juan de Sámano en el poder. Se inició un período conocido como “Régimen del Terror”, se condenó a mucha gente, se suspendieron indultos, se dictaron sentencias de muerte y se incautaron propiedades y bienes para mantener al ejército.

Ante este panorama, Simón Bolívar empezó a planificar una gran ofensiva para derrotar al ejército realista, que estaba al mando del general Barreiro. Para ello debía conseguir reunir un gran ejército patriota con más de 2500 soldados para hacer frente a los 2670 que tenía el otro bando. Una vez conseguido este objetivo, había que llegar al centro del país sin ser vistos, lo que implicaba cruzar la cordillera oriental escalando montañas de hasta 3000 metros. Muchos de los combatientes murieron en el intento, pero al final consiguieron cruzar y llegaron hasta el pueblo de Tunja donde les dieron alimentos y ropa para recuperarse de tan ardua travesía.

Una vez recuperados empezaron las batallas, los patriotas iban ganando terreno a los realistas, que se veían obligados a replegarse. Barreiro vio que estaba en desventaja y quiso unir su ejército con las fuerzas del virrey Sámano, pero Bolívar se dio cuenta y quiso impedir que los realistas llegaran a Santa Fe. Para ello se dirigió a Tunja para cortar el paso a los realistas, con lo cual llegamos al día 7 de agosto.

Bolívar se adelantó hasta el Puente de Boyacá para tener una mejor ubicación. Lo que hizo fue dividir al ejército realista en dos, a un lado estaba el grueso del ejército y al otro lado la vanguardia. Hacia las dos de la tarde, los realistas que estaban en la vanguardia pararon para almorzar, y aprovechando que estaban desprevenidos, los patriotas atacaron. Lo realistas se desplazaron al otro lado del Puente de Boyacá, pero no contaban con que los patriotas les estaban esperando. Mientras tanto, el grueso del ejército realista lidiaba con los patriotas al otro lado del puente. Al final, los patriotas consiguieron cercar a los realistas que acabaron rindiéndose y a las cuatro de la tarde la batalla se dio por terminada. Con esta victoria, la independencia fue inevitable.

Así pues, los colombianos conmemoran este crucial acontecimiento el 7 de agosto, pero el Día de la Independencia de Colombia es el día 20 de julio, día en que se inició esa revuelta gracias a la determinación de unos valientes y a un florero.

Foto: Obra de J. N. Cañarete (Museo Nacional)

Compártelo en un clic

Añadir comentario