Aprender inglés cuando no tienes ni idea

Aprender inglés cuando no tienes ni idea
   0 Publicado por Nuri el 18/12/2018

Aunque nunca lo hayas estudiado, seguro que hay algunas palabras en inglés o expresiones como: hello, I love you, good bye, game over... que te suenan, ya sea porqué las has oído en televisión, o porqué las ves cuando estás jugando en Internet, o simplemente las has aprendido sin saber exactamente cómo. Así que parece que algo de inglés sí que sabes.

Lo ideal para aprender inglés es aprenderlo como lo hacemos con nuestra lengua materna, es decir, escuchando mucho para que poco a poco seamos capaces de hablar sin tener que pensar en cómo debemos formular una frase, así que escucha todo el inglés que puedas.

Como no tenemos tanta paciencia y queremos hablar inglés de forma rápida te propongo los siguientes consejos:

  1. FRASES DE SUPERVIVENCIA

    Para empezar a comunicarnos en inglés es una buena idea tener unas frases básicas que puedas utilizar para situaciones concretas, como por ejemplo: Where is the toilet? ¿Dónde está el baño?, I don’t understand (no entiendo), Can you help me, please? ¿Me puede ayudar, por favor?, How much is this? ¿Cuánto vale esto?... Puedes encontrar estas frases en páginas web o vídeos de inglés online, donde además podrás escuchar cómo se pronuncian.

  2. VOCABULARIO

    Es indispensable tener una base de palabras en inglés, empieza por aquellas que te interese saber y a partir de ahí vas ampliando. Puedes aprenderlas por grupos (la ropa, los colores, la comida...) o bien por palabras aleatorias según tus necesidades, porque esas serán las que más vas a utilizar cuando te comuniques en inglés. También es una buena idea hacer crucigramas (crossword puzzles) o sopas de letras (word search puzzles)  en inglés, ya que este tipo de actividades ayudan a aprender nuevas palabras de una manera amena.

  3. VERBOS BÁSICOS

    Los verbos básicos que te permitirán empezar a comunicarte en inglés son el verbo to be (ser o estar) y el have got (tener). Con el verbo to be y un poco de vocabulario podrás hablar de tu estado de ánimo: I’m tired (estoy cansado), I’m happy (estoy contento)..., de dónde estás: I’m at home (estoy en casa), I’m at school (estoy en la escuela)..., de cómo es algo o alguien: I’m tall (soy alto), this table is beautiful (esta mesa es bonita)... Con el verbo have got puedes decir que tienes un coche nuevo (I have got a new car), que tienes una hermana (I have got a sister), que tienes dolor de cabeza (I have got a headache), o que tienes los ojos azules (I have got blue eyes).

    Cuando hayas practicado bien estos verbos, puedes continuar con verbos que usas habitualmente cuando hablas en español y aprender a utilizarlos en presente, pasado y futuro ya que, para empezar a comunicarte en inglés no hace falta saber todos los tiempos verbales existentes.

  4. PRONUNCIACIÓN

    Una de las partes más complicadas del inglés es la pronunciación, ya que, a diferencia del español, el inglés no se pronuncia como se escribe. Es importante pues, que escuches como se dice cada palabra que aprendas y, una vez hecho eso, practica en voz alta y si puede ser, grábate para comparar tu pronunciación con la original y así, poco a poco, la acabarás diciendo como los ingleses. También ayuda mucho escuchar canciones en inglés, las cuales aprendemos aunque no sepamos qué están diciendo; además, se puede buscar la letra y escuchar la canción al mismo tiempo que ves por escrito lo que están cantando.

    Practica inglés desde el minuto uno, ya sea apuntándote a clases de inglés presenciales, o bien haciendo un curso online como lewolang, donde encontrarás fichas de vocabulario en las que podrás escuchar cómo se pronuncia cada palabra y podrás poner a prueba tu pronunciación a través de un sistema de reconocimiento de voz; además tendrás una frase de ejemplo para ver el uso de esa palabra en contexto. En este curso de inglés también encontrarás ejercicios, diálogos divertidos y lecturas interesantes.

    Recuerda que estás empezando y que probablemente cometerás errores, pero al final lo que cuenta es que acabarás hablando en inglés.

Compártelo en un clic

Añadir comentario