¿Quieres mejorar tu listening en inglés?

¿Quieres mejorar tu listening en inglés?
   1 Publicado por Nuri el 14/05/2019

Cuando queremos aprender inglés sabemos que tendremos que aprender un montón de palabras y que tendremos que lidiar con la odiosa pero necesaria parte gramatical, ya que es la que nos permitirá construir oraciones.

Aunque tengamos un cierto nivel de inglés, hay un aspecto que nos es especialmente complicado, entender a un inglés nativo cuando habla.

¿Por qué nos cuesta entenderles?
1. A diferencia de los ejercicios de comprensión oral que podamos hacer en una clase de inglés, donde se habla más despacio y el vocabulario es sencillo, un inglés nativo habla más rápido y evidentemente con expresiones muy coloquiales.

2. Los ingleses cuando hablan pronuncian con más énfasis las palabras importantes de las frases; en cambio, hay ciertas palabras (artículos, verbos auxiliares...) que pronuncian con menos intensidad y por lo tanto no acabamos de entender la frase. Además, las palabras no se pronuncian haciendo pausas entre cada una de ellas, lo cual implica que cada palabra afecta a la siguiente y puede alterar ligeramente su pronunciación, es lo que se conoce como “connected speech”.

3. El vocabulario que aprendemos en una clase, aunque necesario, muchas veces no es el que utiliza habitualmente un inglés, ya que una cosa es el vocabulario estándar, el que se utiliza en el telediario por ejemplo, y otra cosa es el lenguaje informal o coloquial que se utiliza en la calle.

¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra comprensión oral?
La respuesta es evidente, escuchar, escuchar y escuchar, pero con criterio. A continuación os damos algunos consejos:

1. Entrena tu oído.
Para aprender un idioma nuestro cerebro tiene que adaptase a sonidos y palabras nuevos y para eso hay que entrenarse. Nuestro oído debe acostumbrase a escuchar inglés el máximo de tiempo posible. Al principio costará un poco pero no hay que desfallecer, esto es una carrera de fondo.
Es preferible dedicar unos minutos cada día al inglés, a dedicar dos horas solo un día. Primero, no se nos hará tan pesado y segundo, la regularidad del ejercicio tiene a la larga más beneficios.
Aprovecha aquellos momentos en los que no realizas una actividad activa, por ejemplo en el metro, esperando en la consulta del dentista, mientras conduces...

2. Pon a Peppa pig en tu vida.
Ya sé que muchos de vosotros diréis que vaya tontería mirar unos dibujos para niños, pero si lo veis desde el punto de vista de aprender, entonces le encontraréis el sentido.
Mucha gente empieza a lo grande, es decir, a mirar películas en versión original, pero cuando uno tiene un nivel de inglés un poco limitado o incluso un nivel intermedio, es una tarea ardua que muchas veces lo que provoca es que nos frustremos.
Hay que empezar con algo que tenga una duración corta (entre 5 y 10 minutos) y que sea fácil de entender, y es ahí donde entra Peppa pig. Al ser un programa para niños, el lenguaje es sencillo, con mucho vocabulario de uso cotidiano y la velocidad al hablar es menor.
A medida que vayamos mejorando nuestra comprensión auditiva, podremos atrevernos con series de televisión como Friends, Modern family o The big bang theory. Duran unos 20 o 30 minutos y son más fáciles de entender que una película entera.

3. Quédate con lo importante.
No podemos esperar que vayamos a entender todas y cada una de las palabras que dicen, pero tampoco es necesario hacerlo. Las palabras importantes se concentran en tres categorías: sustantivos, verbos y adjetivos, a las cuales un inglés nativo  les dará un mayor énfasis y con eso, podremos comprender lo que nos quieren comunicar.

4. No hagas dos cosas al mismo tiempo.
Con eso queremos decir que, cuando no dominamos el inglés es inevitable que cuando nos hablan estemos traduciendo internamente. Al hacer eso, nos estamos perdiendo lo que la otra persona sigue diciendo, con lo cual, cuando nos queremos dar cuenta, han terminado de hablar y nosotros todavía estamos intentando traducir y entender la primera frase.
Eso también es válido cuando miramos un vídeo o serie en inglés y nos ponemos subtítulos en inglés o en español. Si nos concentramos en leer, no prestamos atención a lo que dicen y por tanto, en lugar de escuchar, oímos, lo cual hace que en lugar de tener una actitud activa, pasemos a tener una actitud pasiva, cosa que no propicia el aprendizaje.

5. Disfruta del proceso.
Todos sabemos que aprendemos mejor si nos lo pasamos bien haciéndolo, así que buscad cosas que os interesen: podcasts, charlas, canciones, cómo arreglar una rueda pinchada, recetas de cocina, youtubers, manualidades, noticias..., hay infinidad de opciones entre las cuales elegir. Además, los videos de youtube permiten ralentizar la velocidad de reproducción, por lo tanto, si necesitamos que hablen más despacio lo podemos hacer.

No os desaniméis si al principio no entendéis casi nada, insistid, perseverad y lo conseguiréis.

Compártelo en un clic

1 comentario


Mario Mancera Cortes
dice:
Me gustan mucho los consejos que nos transmitiste espero recibir más información y ya leí varias de las lecciones que están muy bien explicadas 4 months ago Responder

Añadir comentario